De acuerdo a la Ley 769 de 2002, “para poder transitar en el territorio nacional todos los vehículos deben estar amparados por un seguro obligatorio vigente” (Artículo 42) y su falta podrá acarrear consecuencias también estipuladas en dicho reglamento. De esta forma, el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, también conocido como SOAT, es un requisito para manejar cualquier tipo de vehículos en Colombia.

El SOAT es, a grandes rasgos, un seguro para todo aquel vehículo que transita en el territorio nacional y ampara los daños corporales causados a todas las personas involucradas en un eventual accidente automovilístico: desde peatones hasta pasajeros y conductor del vehículo afectado, sin importar quién sea responsable.

¿Qué me puede pasar si no tengo SOAT?

1.- Tendré que pagar, según lo estima la Ley, una multa de 30 salarios mínimos diarios vigentes, que equivale a $644.400 cada uno.

2.- Si mientras transito por las vías me para un retén de la policía y se percata que no tengo SOAT, me toca pagar también el parqueadero donde permanecerá mi carro, hasta que cancele la multa. Por un vehículo liviano, podría tener que gastar $56.300, por el primer día, $40.600 por el segundo y hasta sexto día. La cifra se va reduciendo a medida que el tiempo transcurre.

3.- También estaría bajo mi responsabilidad el pago de la grúa para el traslado del vehículo a uno de los parqueaderos de la Secretaría de Tránsito, pues la Ley estima la detención inmediata del carro si no tengo SOAT. Esta puede costar entre $98.000 y $231.330, dependiendo del tipo de vehículo.

4.- Ahora, si sufro un accidente y no tengo SOAT, además de estos gastos, tendré que asumir todos los correspondientes a traslados de víctimas, gastos médicos y hospitalarios, por cirugías, medicamentos, rehabilitación y funerarios.

5.- Si no tengo SOAT y soy multado por eso, es un golpe fulminante a mi presupuesto, pues además del pago de la multa, debo adquirir el SOAT para seguir circulando.

El Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito puede costar, mínimo, por un carro familiar adquirido en los últimos 9 años, 242.200 mil pesos, aunque el precio varía de acuerdo al tipo de vehículo (particulares, camionetas, transporte público, motos, modelo, cilindraje, entre otros.). Aunque no tenerlo y ser capturado por las autoridades, puede generar un gasto imprevistos, usualmente no estimado en los presupuestos familiares o personales, además del mal rato.

El SOAT estima una indemnización máxima de 800 salarios mínimos legales diarios vigentes (SMDLV), para todos los afectados en un accidente automovilístico que genere gastos de traslados de víctimas, médicos y hospitalarios, cirugías, medicamentos y rehabilitación. Al momento de un siniestro inesperado, contar con esta póliza representa una gran ayuda. Pero, debes tomar en cuenta que el SOAT incluye solo coberturas específicas, tales como:

  • Traslado de todas las víctimas desde el lugar donde haya ocurrido el accidente hasta la clínica más cercana, cubriendo hasta 10 SMLDV.
  • Atención médica de todas las personas involucradas en el siniestro desde el momento del ingreso en el centro de salud, hasta casos de rehabilitación si así se requiriera, cubriendo hasta 800 SMLDV.
  • Si alguna de las víctimas llegara a presentar, a causa del accidente, una incapacidad permanente, el SOAT brinda cobertura hasta de 180 SMLD.
  • En caso de fallecimiento de alguna de las víctimas incluye indemnización a los familiares por muerte y gastos funerarios, cubriendo hasta 750 SMLDV.

Ignorar la importancia de contar con este respaldo puede salir muy caro, pues cada vez es más difícil contar con dinero extra para imprevistos y porque todos pensamos que los accidentes le pasan a los otros “pero no a mí”. Lo mejor es evitar exponerse, evitar decir “no tengo SOAT” y circular seguro amparado por el Seguro Obligatorio SOAT.


Deja un comentario.

*
Por favor verificar la casilla