La llamada “Sucursal del cielo” de Colombia recientemente se ha visto afectada por una serie de cambios en sus vías, que a juicio de los habitantes ha empeorado una situación ya caótica, y ha sumado fuego a una polémica bastante encendida sobre la movilidad en Cali.

Según cifras de la Secretaría de Tránsito de esa ciudad, la tasa de motorización va en aumento: actualmente existen 224 vehículos por cada 1000 habitantes, lo que ha incrementado la congestión en 50% si se compara con el 2015, y plantea un reto importante para cualquier plan intentado por las autoridades locales para el control de la situación de movilidad en Cali.

De hecho, parte de los proyectos que ha propuesto la administración actual para solucionar la movilidad en Cali, incluye brigadas anti trancones, incentivos para la cultura ciudadana y la educación, y mucha inversión en grandes obras de infraestructura. Sin embargo, cualquier decisión es mirada con incredulidad por los ciudadanos, tras años y años de caos vial en la capital de la salsa.

Las mismas ideas del Alcalde Maurice Armitage, que para algunos son innovadoras y vanguardistas, son vistas con cierto recelo e incluso consideradas contrarias a todo lo que se venía haciendo para controlar a los conductores. Lo que finalmente expone la inexistencia de un verdadero plan que mire a la movilidad con una visión integral y a futuro, y no remedie con pañitos de agua caliente este complejo escenario sobre la movilidad en Cali.

Los cinco grandes problemas de la movilidad en Cali

Los problemas de corrupción y falta de dirección de Metrocali, organismo encargado del Sistema Integrado de Transporte Masivo Mío, tampoco han sido de gran ayuda para la población del Valle, quienes se quejan de tener un sistema colapsado y lleno de denuncias por demoras en las frecuencias, vendedores ambulantes, pocas rutas, mal estado de las estaciones, y buses y personal poco calificado, tras siete años de funcionamiento.

Además de las vías cerradas, la congestión y el mal funcionamiento del servicio público que afectan la movilidad en Cali, los caleños deben lidiar con un problema mayor al transitar por las calles de Cali: el pésimo estado de las vías y los huecos, que cubren más de la mitad de toda la malla vial de la ciudad. Según cifras oficiales de la Secretaría de Infraestructura y Valorización Municipal, 50 % de los 2800 kilómetros que componen la malla vial de Cali está en mal estado o requiere algún tipo de intervención.

A esto se suma el escaso control de camperos o ‘gualas’, vehículos rústicos que son el único medio de transporte para los habitantes de la ladera y la zona montañosa de Cali; el mal estado de los semáforos y la proliferación de vehículos que prestan servicio público en motos y carros particulares no aptos para tal fin. Adicional la implementación del Pico y Placa en esta ciudad no ha ayudado a solucionar el problema de movilidad en Cali.

Los primeros 100 días

Bajo la administración del citado alcalde, quien recientemente cumplió sus primeros tres meses de mandato, el incremento de los límites de velocidad en las principales autopistas de la ciudad, ha sido considerado como un logro. En la Autopista Suroriental, la Avenida Cañasgordas y la vía Cali-Jamundí, los límites pasaron de 60 km/h a 80km/h, buscando  mejorar la movilidad en Cali, específicamente en esos tramos y por ende en toda la ciudad.

Además se eliminaron las fotomultas móviles de la Autopista suroriental, medida muy bien recibida por los ciudadanos, y se está haciendo uso de esos dispositivos para levantar un estudio técnico y de factibilidad, en torno a la propuesta del pico y placa de cuatro dígitos.

De otra parte, recientemente Armitage inauguró una nueva sede de la Secretaría de Tránsito en el sur de la ciudad, una de las más problemáticas, para mejorar las dificultades que allí se presentan. La oficina está ubicada en la comuna 22, Calle 24B entre carreras 125 y 124, contigua a la estación de Policía La María. Asimismo, la Secretaría de Tránsito y Transporte de Cali, a través de su Cuerpo de Agentes, ya tiene en funcionamiento la primera Brigada Anti-Trancón (BAT), conformada por 40 agentes que refuerzan el grupo de regulación del tránsito, sobre todo en horas pico.

Adicional, el alcalde Armitage tiene en vista distintos proyectos para la mejora de la movilidad en Cali, incluyendo ampliaciones de carriles en ciertas vías, construcción de puentes, entre otros; algunos de ellos ya se encuentran en fase de licitación.

¿Qué dice la encuesta de Movilidad?

Sorprendentemente, y a pesar de la gran congestión de la ciudad, los desplazamientos a pie son la forma más común que usa la gente para desplazarse en Cali, según la más reciente entrega de la Encuesta de Movilidad 2015, contratada por Metrocali y realizada por el Centro Nacional de Consultoría y la firma Steer Davies Gleave. Los resultados indican que 32,3 % de los viajes (hacer un desplazamiento con un destino y objetivo definido y que tiene una duración mayor a tres minutos) los hacen caminando. Le sigue el transporte en moto (17,9 %), en automóvil particular (13,4 %), en MÍO (12,2 %), en taxi (5,5 %), en  bicicleta (5,4 %) y en buses tradicionales (4,5 %). Es decir, que el moverse caminando por la ciudad supera al transporte público, que tiene el 23,9 % de la participación (sumando el MÍO, taxis, buses tradicionales y las gualas) e incluso al transporte particular, bien sea en moto o en carro.

 


Deja un comentario.

*
Por favor verificar la casilla

Comentarios (2)

  • Hace 3 years | Alexandra osorio florez

    Para mi parecer el servicio mio en si no es malo, lo que esta mal es que no hay suficientes mio para cubrir toda la poblacio de cali, pienso q los buses q sacaron de servicio deberian acondicionarlos como alimentadores, y dejarlos hacer las mismas rutas q tenian y asi los usuarios no tendriamos q dar tantas vueltas para llegar a nuestros destinos.


  • Hace 3 years | Andrés Felipe Ardila

    Hola Alexandra! gracias por tu opinión, en ComparaMejor estamos para brindarles la mejor y más completa información para ayudarles a todos.