La movilidad en Bogotá es un reto para todos: ciudadanos, autoridades y gobernantes. Son diversas las propuestas que se han realizado para intentar descongestionar las vías de la capital, pero aún no se han obtenido los resultados esperados. Las iniciativas llevadas a cabo por el gobierno han logrado reducir solo algunos minutos los tiempos de travesía en los recorridos por la ciudad, pero aún no es suficiente para el ciudadano.

La congestión vehicular nos afecta a todos, cualquier traslado puede llevar una hora y los sábados que no hay restricciones para el tránsito de vehículos particulares es mucho peor. La movilidad en Bogotá afecta a todos los ciudadanos, incluso tiene efectos negativos en la contaminación de la ciudad.

En días recientes se lanzó la campaña “Bogotá, Muévete Mejor”, liderada conjuntamente por la Secretaría de Movilidad, Transmilenio, el Instituto Distrital para la Recreación y el Deporte (IDRD) y la Secretaría de Ambiente. Esta Red de movilidad apunta a ofrecer herramientas que permitan a los servidores públicos usar el vehículo particular de forma eficiente, ir en bicicleta al trabajo, utilizar modos de transporte no motorizados y medios de transporte público para sus desplazamientos.

Entre los mecanismos que se han implementado para mejorar la Movilidad en Bogotá encontramos:

  • La promoción del uso de la bicicleta como transporte alternativo y cotidiano, apoyado en la creación de bicicarriles que garanticen la seguridad del ciclista.
  • La restricción de transporte pesado y de carga en el área urbana de la ciudad, sumado un plan piloto de carga y descarga nocturna.
  • La puesta en marcha del Pico y Placa en Bogotá, medida que busca restringir el tránsito de ciertos vehículos durante unas horas y en algunos sectores de la ciudad.
  • La consolidación del Sistema Integrado de Transporte Público, con más de 498 rutas de transporte público colectivo, más de 50 mil taxis y además el sistema Transmilenio.

Son varios los planes que se han impulsado desde la administración pública para mejorar la movilidad en Bogotá, pero la efectividad no se percibe en la calle.

El pico y placa, por ejemplo, es una medida que tuvo éxito inicialmente pero que a la larga ha llevado a la población a adquirir un segundo vehículo, aumentando el parque automotor de la ciudad y agravando el problema.

El Sistema Integrado de Transporte Público no satisface las expectativas de los usuarios, quienes se quejan de que pasan mucho tiempo esperando por las unidades de transporte.

Estudios señalan que los ciudadanos han disminuido el tránsito de la ciudad a pie y ha aumentado el uso de la bicicleta. Actualmente hay más de 350 mil personas que usan la bicicleta como medio de transporte primario.

Sin embargo, el crecimiento del parque automotor de la capital no se detiene, pasó de tener 1.894.674 vehículos registrados en el 2013 a 2.042.890 vehículos en el 2014, según el informe Movilidad en Cifras 2014.

Las cifras que arrojan los estudios indican que las estrategias no han sido efectivas y es por eso que desde la administración se siguen evaluando planes para mejorar la movilidad en Bogotá.

Según el Informe Histórico del Plan Maestro de Movilidad en Bogotá, emitido el 2014, entre las dificultades que ha encontrado la administración está el poco fortalecimiento de la gestión interinstitucional entre las entidades adscritas y vinculadas a la Secretaría Distrital de Movilidad y las dificultades relacionadas con la estructuración jurídica de los procesos, en la implementación de proyectos. El mismo informe indica que ya se han puesto en marcha estrategias para solventar esta dificultades.

En el informe del Plan Maestro de Movilidad 2014 se indica que “Es imprescindible, por lo tanto, desencadenar las estrategias que la actual administración se ha propuesto para dar un tratamiento integral al problema de movilidad, mejorando la velocidad en las vías mediante medidas de administración de la demanda como: cobros por congestión, pico y placa, tráfico calmado, estacionamientos, carriles preferenciales, regulación y control del tránsito, y promoción y fomento de la cultura vial y seguridad vial, así como el impulso a proyectos de gran envergadura como son las obras de transporte masivo. También el Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá –que agrupa el bus, la buseta o el colectivo con TransMilenio (SITP) –, la nueva infraestructura de transporte o la promoción del uso de la bicicleta. Todo pudiera contribuir con la transformación de un cambio en la movilidad de Bogotá, mediante la construcción de una ciudad amable y sostenible”.

Son muchos los problemas y muchas las soluciones, por eso desde ComparaMejor.com hacemos un llamado al ciudadano y a los conductores para que colaboren respetando las normas y pactos que ha implementado el gobierno para mejorara la movilidad en Bogotá; estamos seguros de que si todos ponemos de nuestra parte la tarea será más sencilla y veremos los beneficios a corto plazo.


Deja un comentario.

*
Por favor verificar la casilla

Comentarios (2)

  • Hace 3 years | Magdalena Torres

    Todos los mecanismos propuestos pueden mejorar la movilidad, pero mientras no se empiece por CONTROLAR DE MANERA PERMANENTE Y SEVERA A LA CANTIDAD DE “BÀRBAROS” en las vìas, como los TAXISTAS, MOTOCICLISTAS Y CICLISTAS, estos últimos que están convencidos que para ellos NO HAY RESTRICCIONES Y LAS NORMAS DE TRÀNSITO NO FUERON HECHAS PARA ELLOS, adueñándose de todos los carriles, ciclistas andando por el carril de velocidad de la AUTOPISTA NORTE, CARRETILLEROS POR LA CARACAS, mientras esto no se mejore JAMÀS TENDREMOS UNA CIUDAD DECENTE. TENEMOS QUE EMPEZAR POR EL PRINCIPIO Y NO POR EL FINAL. EL PRINCIPIO ES O NOS COMPORTAMOS COMO VERDADEROS CIUDADANOS O NO PODEMOS OSTENTAR TAL CALIDAD, COMO TAMPOCO PODEMOS RECLAMAR LOS DERECHOS PROPIOS DE TAL CALIDAD, Y MENOS AÙN CUANDO NOS ESTAMOS ACOSTUMBRANDO A RECLAMAR DERECHOS ABSOLUTOS, SIN NINGUNA CONTRAPRESTACION.


  • Hace 3 years | Paola Salamanca

    Hola Magdalena, Gracias por tu comentario.