El planeta tierra, nuestro hogar, está en peligro y necesita de una pequeña ayuda de parte de todos nosotros. Debemos recordar que los combustibles fósiles que tanto nos han servido no son eternos, y si sumamos la alta carga contaminante que tienen, nos encontramos ante un problema que debe ser solucionado prontamente.

Y precisamente aquí es donde entran en escena los carros eléctricos, que pretenden ser una alternativa ecológica de transporte tanto particular como masivo, y que de hecho se vislumbra como una solución efectiva ante la dependencia de las actuales fuentes de energía. De hecho, ya en Bogotá y Medellín podemos ver algunos taxis y carros eléctricos por las calles.

Pero debemos ser objetivos y conocer muy bien tanto los aspectos positivos y negativos que tiene este nuevo vehículo, aclarando que con el avance de la tecnología dentro de algunos años, los problemas que ahora enfrentamos y que impiden la masificación del carro eléctrico serán superados sin problemas.

Los aspectos positivos más relevantes de los carros eléctricos son:

  • Cero gases contaminantes; la emisión es nula ya que la electricidad no produce desechos de combustión.
  • Silenciosos y con la mejor tecnología disponible; al ser aún una novedad, los fabricantes se esmeran en dotarlos de lo mejor y brindar la mayor seguridad posible, aunque si implementan algunos sonidos, sobre todo para advertir de su presencia a los transeúntes, ciclistas y otros vehículos.
  • No presentan desechos como: aceites, filtros, repuestos, entre otros que al contrario de los carros de gasolina, contribuye a la degradación del medio ambiente.

Sin embargo, esta tecnología aún está en desarrollo por lo cual encontraremos algunos obstáculos tales como:

  • Son costosos, la tecnología aún es muy nueva, pero vemos que poco a poco, los carros eléctricos empiezan a nivelar sus precios con los actuales.
  • La autonomía aún es muy baja, mientras un auto normal puede durar hasta 600 Km después de llenar el tanque, un carro eléctrico rinde cerca de 150 a 200 Km por cada carga completa de sus baterías.
  • Aún no hay muchas electrolineras (así se llaman los centros de carga). En la ciudad de Bogotá existen 5 puntos de carga y para cargar en nuestra casa es necesario una instalación especial que obviamente tiene un precio y que consume electricidad que se refleja en la factura al final de mes.
  • No hay en nuestro país un buen mercado de sus repuestos.

¿Se pueden asegurar los carros eléctricos?

Ahora bien, como todo vehículo, los carros eléctricos también necesitan estar asegurados, en el caso del SOAT (Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito), de acuerdo con la circular 032 del 2009 de la Superintendencia financiera de Colombia, la tarifa máxima anual que se puede cobrar será la que corresponda a la determinada por el menor cilindraje dentro de su categoría.

Por otro lado está el seguro todo riesgo. Para entender cómo se aplica este seguro, tomamos 2 carros eléctricos disponibles para comprar en Colombia y analizamos el valor de su seguro.

Empezamos por el Renault Twizy cuyo precio ronda los 40 millones de pesos, para saber el precio de su seguro nos dirigimos a dos concesionarios de la marca, en donde nos dijeron que no había problema para asegurar este carro. El precio del seguro es de $2.500.000, y a la pregunta de los repuestos y atención, nos dijeron que existía un gran respaldo por parte de los concesionarios, donde proveen taller, repuestos e incluso centros de carga ambulantes, para no quedarnos sin carga.

Ahora en el caso del modelo BYD E6, que corresponde a las taxis eléctricos que circulan en la ciudad de Bogotá cuyo valor esta subsidiado (los propietarios pagaron cerca de 86 millones de pesos en el 2013) el precio del seguro es de 4.008.960 el más básico y sin RCE (responsabilidad civil en exceso) con RCE el valor aumenta a 4.510.000 por año. En este caso hay que aclarar que las aseguradoras no ofrecen pólizas individuales sino colectivas, dado que estos carros fueron traídos y pensados para empresas y no para uso personal.

Si somos realistas, vemos que el tema de los carros eléctricos, pese a que no se han popularizado como debería, tienen la posibilidad de ser asegurados. Sin embargo, estos no son baratos, y hay que tener en cuenta que en nuestro país aún la legislación, el tema de repuestos, sumado a la poca información y demanda de los carros eléctricos, no se puede igualar al predominio aplastante de los carros de gasolina.

Si entramos a cotizar el seguro todo riesgo para nuestros carros eléctricos en línea a través de CompararMejor.com podemos observar los precios y todas las compañías que nos proveen protección, igual podemos con toda confianza consultar en línea con los asesores, quienes pueden despejarnos muchas dudas al respecto.


Deja un comentario.

*
Por favor verificar la casilla

Comentario (1)