Para algunos conductores manejar de noche significa sentir temor a causa de la disminución de la luz, la pérdida de la visibilidad, el cansancio y el aumento en la posibilidad de sufrir algún accidente. Sin embargo, si eres precavido, el camino hacia cualquier destino a estas horas no tendrá ningún problema.

Comparamejor.com te entrega algunas claves que de seguro te ayudarán a manejar en la oscuridad con más tranquilidad y confianza ante el volante. Para mayor seguridad, recuerda comprar un seguro todo riesgo para tu vehículo, el cual puedes cotizar con nosotros.

Conductor precavido con su vehículo vale por dos

  • Antes que nada, asegúrate que todas las luces de tu vehículo se encuentren en buen estado para un óptimo funcionamiento.
  • Revisa que los faros estén limpios y apunten a la dirección correcta.
  • Los espejos también deben encontrarse siempre limpios y en buenas condiciones.
  • Inspecciona constantemente los niveles de líquidos, los frenos, la presión de los neumáticos y la banda de rodamiento.
  • Procura conservar dentro del vehículo todos los auxiliares de tránsito en caso de alguna emergencia.

Mantén siempre el respeto ante el volante

  • Debes estar revisando de forma continua los espejos retrovisores para estar pendiente de la presencia de los demás carros que comparten la vía.
  • Por seguridad de los demás conductores, es conveniente no llevar las luces altas encendidas para no entorpecer la visión de ellos. Sin embargo, puedes utilizarlas para aumentar la distancia de visibilidad cuando sea necesario.
  • Te aconsejamos disminuir la luz interna, debido a que si es muy intensa puede perjudicar tu visión hacia el exterior.
  • Mantén siempre una distancia prudente con respecto a los vehículos que se encuentran a tu lado.
  • Aunque el tráfico en la noche es más leve, es preferible que continúes respetando los límites de velocidad para tener la opción de responder o reaccionar ante cualquier situación inesperada.
  • Evita las temperaturas elevadas, para esto puedes bajar las ventanas o encender el aire acondicionado.

Todos son responsables del camino

  • Si te encuentras cansado, es preferible que hagas una parada para descansar y tomar un respiro.
  • Antes de manejar no tomes medicamentos somnolientos y procura no comer en exceso.
  • Si vas acompañado, pide a los demás pasajeros que te ayuden a observar las curvas o cualquier posible factor de riesgo al manejar.
  • Si observas algún automóvil moviéndose de forma inusual, evita acercarte porque puede ser un posible factor de riesgo.
  • La compañía de alguien puede ayudarte a relajar mediante una conversación.
  • Escuchar música también te permitirá mantenerte despierto.

Siempre ten en cuenta que las medidas de seguridad tanto en el día como en la noche deben tomarse por igual. Al manejar de noche no dudes en abrocharte el cinturón, ajustar los espejos, no utilizar el teléfono y mantener siempre la mirada en el camino.


Deja un comentario.

*
Por favor verificar la casilla

Comentarios (5)