Antes de dar las razones del porqué debemos tener una póliza o cuáles son los beneficios de comprar un seguro, hagamos un breve recuento o recordemos un poco que es un seguro.

Técnicamente un seguro no es más que un contrato que se realiza entre dos partes, el tomador, quien será la persona encargada de pagar la compra de la póliza y la aseguradora, quien se obliga a ciertas cosas con el tomador.

No obstante en la realidad el asegurado es el centro de todo este contrato de seguro, pues es el quien quiere proteger algún bien de su patrimonio o incluso asegurar su vida. Aclaremos además que el tomador (el que paga) puede ser el mismo asegurado o puede ser alguien más; por ejemplo, un papá (tomador) que compra un seguro para proteger a sus hijos (asegurados).

Es importante también dar claridad sobre cual es la obligación que adquiere la aseguradora, siendo muy importante de cara al asegurado, ya que la aseguradora es la que paga, en caso de que ocurra un accidente o siniestro, todo obviamente bajo el marco legal del contrato que ya mencionamos.

Después de esta breve introducción técnica, ahora si entremos en materia y veamos desde ciertos puntos de vista cual es la importancia de comprar un seguro.

Beneficios de comprar un seguro

En nuestra vida diaria y durante nuestras actividades, desarrollamos una cantidad de acciones que ponen en riesgo o nuestro patrimonio (los bienes que con tanto esfuerzo adquirimos) o nuestra salud e incluso nuestra propia vida y el futuro de nuestra familia.

De cara a esta serie de riesgos es importante que nos protejamos, y entendiendo que no podemos andar por ahí con una armadura o dentro de una burbuja, debemos mejor prevenir y anticiparnos a imprevistos que no sólo nos harían pasar un mal rato, sino que, nos afecten nuestro futuro económico y nuestra estabilidad.

Para hacer esto un poco más gráfico veamos algunos ejemplos a lo que nos referimos:

Normalmente cuando empezamos nuestra vida laboral, el primer bien que queremos comprar es nuestro auto, para lo cual ahorramos con mucho esfuerzo y nos endeudamos y este se constituye en nuestro primer patrimonio importante al cual apreciamos por el servicio que nos presta y por el esfuerzo que nos costó adquirirlo. (Calcula el costo del seguro todo riesgo para tu vehículo)

Sin embargo en su uso diario nos exponemos a que nos estrellen o incluso a que lo roben y en ese caso… ¿nos quedara fácil reponerlo? ¿Dejaremos que aquel fruto de nuestro esfuerzo se pierda así de fácil? Es posible que si no contamos con una póliza de automóviles contra todo riesgo este patrimonio, que con tanto esfuerzo adquirimos, lo perdamos de un momento a otro, ya que la obligación de la aseguradora, en este caso, será reponer nuestro patrimonio.

Vamos con otro ejemplo: poco después de comprar nuestro carro y a medida que vamos creciendo, el siguiente bien que todos queremos obtener es una casa, para lo cual trabajamos aún más duro, ahorramos con más ahínco y nos endeudamos, invertimos nuestras cesantías, hasta que lo logramos, pero aún esta vivienda no está exenta de una inundación, un incendio, un terremoto o que nos roben. ¿Y que pasa? ¿Vamos a dejar que nuestro capital, nuestro bien más importante, el hogar de nuestra familia desaparezca o se pierda de un momento a otro sin ser previsivos? La respuesta más sencilla será también para este caso es tener una póliza de seguro que proteja nuestra vivienda, nuestro hogar, con protecciones (coberturas) al inmueble y sus contenidos.

Finalmente y para no extenderme en una cantidad de ejemplos que llegaran a la misma conclusión, hablemos de porque comprar un seguro de vida.

Después de un tiempo el anhelo de la mayoría de personas es formar una familia; nuestro objetivo es trabajar duro para darles todas las comodidades posibles, suplir sus necesidades y construir el futuro juntos. Entendemos entonces que nuestros ingresos juegan un papel importante para nuestra familia, pero, ¿Que pasa si el día de mañana falto como cabeza de hogar? ¿Qué pasa si por un accidente me incapacito definitivamente? ¿Donde quedaran estos sueños para la familia? ¿Y el futuro de mis hijos? Y acá volvemos a la misma, pero muy importante respuesta, un seguro, en este caso un seguro de vida.

Un seguro de vida, al menos garantizará un valor asegurado que recibirá mi familia como beneficiaria; podría servir como un ingreso adicional, dinero para invertir, para trabajar y de cierta manera para aún garantizar el futuro de esos sueños y la estabilidad de la familia.

Como podemos ver un seguro se puede convertir en ese factor que, valga la redundancia, “asegura” nuestro futuro, que nos protege y que nos puede dar la tranquilidad de continuar nuestra vida serenamente.

Los casos mencionados anteriormente, son solo un ejemplo, pero en cada actividad personal y profesional tenemos riesgos y para estos también existirá un seguro que existe en el mercado, para que se conviertan en una verdadera solución a estas necesidades.

 

Enlaces relacionados 

¿Qué hacer en caso de ser víctima de hurto de vehículo en Colombia?

¿Qué necesito antes de solicitar un crédito para la compra de un vehículo?


Deja un comentario.

*
Por favor verificar la casilla