Actualmente, en el sector asegurador existen diferentes tipos de productos ofrecidos por más de 10 compañías. Si entre dos empresas se hace complicado saber cuál de ellas te ofrecerá la mejor cobertura con relación al precio, imagínate con más de 10 opciones. Sin embargo en el cotizador de ComparaMejor vas a poder comparar y comprar el seguro para tu vehículo en menos de 5 minutos y sin mayor esfuerzo las mejores aseguradoras del país con solo poner tu placa.  

Muchos hemos pensado alguna vez que un seguro es sinónimo de dinero mal invertido, ya que puede ser caro y puede pasar cierto tiempo sin algún tipo de inconveniente y sin que sea necesario pedir por la indemnización a la cual se tiene derecho. Pero piensa que aunque puede ser así, muchas personas han perdido los ahorros de su vida o han quedado endeudados por no contar con algún seguro después de algún accidente o robo. Además, los seguros son la garantía que tiene cada propietario para ser compensado en caso de cualquier inconveniente. Recuerda que los sucesos son inesperados por más precavidos que seamos.

A la hora de comprar un seguro para tú vehículo, primero considera ciertos elementos que te permitirán escoger aquella opción que se ajusta a tu búsqueda. La tarifa más económica no será la que mejor te ayude a ahorrar y la más cara no siempre será la que te ofrezca las coberturas que necesitas.

A continuación, encontrarás cinco consejos que te ayudarán a entender y visualizar los elementos más importantes para comprar seguros de autos y hallar formas de ahorrar:

 

  1. Busca las mejores aseguradoras y sus tarifas desde Internet

Es común tener una referencia sobre las compañías más grandes o aquellas que cuentan con una mayor presencia en los medios de comunicación; también es confuso obtener una idea objetiva de cualquiera de ellas, ya que leerás o escucharás comentarios tanto positivos como negativos.

Particularmente, te recomendamos que adquieras información realizando un método de investigación inverso: primero, encuentra las tarifas en Internet que ofrece cada una de las compañías; después, al ir analizando cuál de ellas crees que se va acomodando a lo que deseas, busca información sobre la empresa, quizás comentarios en foros, noticias, lo que publican en sus propios sitios Web, lo que comentan tus amigos y familiares sobre alguna aseguradora en particular.

Podrás economizar tiempo realizando este tipo de consultas por Internet. Ten en cuenta que, en la actualidad, las mejores compañías de seguros del mundo dejan cotizar y realizar un análisis de sus productos desde sus páginas o desde los comparadores en línea, permitiendo, además, que se puedan comprar las pólizas por Internet o vía telefónica. Estos servicios intentan facilitar tu vida, sólo cerciórate de no confiar en un sitio fraudulento. Cuando hagas las cotizaciones por Internet, acuérdate de tener a la mano cierta información sobre tu vehículo, como la línea, la marca, el modelo, la referencia, entre otra.

Es importante que te informes sobre los casos de las personas que les ha tocado reclamar algún tipo de indemnización; pregunta cómo han sido tratados y qué ha hecho la aseguradora durante todo el proceso hasta lograr compensar lo perdido.

Asegúrate de no descartar aquella que no hayas oído mencionar mucho en el mercado; usualmente estas empresas están buscando posicionarse dentro de él, por lo que pueden estar ofreciendo mejores servicios, promociones en sus tarifas o una atención personalizada y más amable, aumentando así el valor agregado entre sus clientes. Sin embargo, revisa que sea de confiar y que tenga algo de tradición, sobre todo para tu tranquilidad en caso de necesitar algún respaldo y de hacer algún tipo de reclamación.

 

  1. Analiza la cantidad de coberturas a las que tienes derecho

Siempre es bueno que inicies tu consulta sabiendo qué coberturas tienes con tu actual seguro de auto y que analices si necesitas aumentarlas o disminuirlas. Si es la primera vez que solicitarás un seguro, observa que “daños a bienes o terceros”, “muerte o lesión a una o más personas”, “pérdida total o destrucción del vehículo por daños”, “pérdida parcial del vehículo por daños”, “pérdida total del vehículo por hurto”, “pérdida parcial del vehículo por hurto”, son las coberturas básicas que debe ofrecer un seguro de vehículos.

Súper importante que tengas en cuenta la cobertura de “responsabilidad civil” que tiene cada seguro. Ojo: la cobertura puede variar de una compañía a otra. Este es uno de los elementos más importantes cuando piensas en un accidente donde puede quedar involucrada la salud de un tercero y donde tú tienes responsabilidad directa sobre el accidente.

El tipo y número de coberturas que pueda necesitar un conductor dependen de varios factores: exigencias locales en materia de leyes, fenómenos naturales, lugares y vías de circulación, tipo y uso del vehículo; incluso, existente coberturas para ciertos accesorios de tu carro que creas se encuentran en un riesgo alto de presentar algún inconveniente (espejos, rines, llantas de repuesto, etc.).

Con los comparadores online, ensaya revisando productos que tengan el mayor número de coberturas. Puedes analizar los servicios que te ofrecen entre una compañía y la otra, y el precio que te tocaría pagar para poseerlas. Cuando tengas un estimado, intenta sacar aquellas coberturas que, bajo tu responsabilidad, creas que no aplican a tu perfil, para así tener una idea de cuánto puede disminuir el valor de tu póliza. Por ejemplo, no necesitarás la cobertura de “pérdida total por daños causados por un tornado”, si y sólo si sabes que dónde vives nunca se ha presentado este fenómeno natural. Podrás ver si de verdad estás ahorrando con menos cantidad de responsabilidades o por el precio ofrecido.

Recuerda que existen muchas empresas que intentan ofrecer una variedad de productos y diferenciarse entre ellos de acuerdo a sus deducibles, coberturas y precios. No escojas por salir del tema lo más rápido posible sin antes hacer un juego mental de las posibilidades que tienes si llegase a suceder “X” inconveniente. Si es necesario, busca un asesor de seguros.

Observa si te ofrecen servicios adicionales y qué tan importantes son para ti. Por ejemplo, los horarios de atención, la asistencia en carretera, los descuentos por llevar al carro a ciertos talleres mecánicos, grúas, conductor elegido, entre otros.

 

  1. Revisa y compara con tu tarifa actual

Si es la primera vez que buscas seguros de autos puedes revisar las variables que influyen en el valor de la prima de tu póliza.

En el caso de que ya tengas una póliza y quieras cambiar de compañía o renovarla, observa tus cuotas, coberturas y deducibles actuales con respecto a lo que estás viendo que te ofrecen para esta ocasión. Puedes buscar seguir pagando lo mismo que has pagado por los mismos servicios o revisar por qué habría un incremento o descuento justificado en tu prima.

Si después de informarte y comparar tarifas y coberturas, encuentras una aseguradora que ofrece algo que te interesa, puedes comunicarte con tu empresa actual y negociar si se puede modificar el servicio actual al de tu interés y conservarte como cliente.

 

  1. Presta atención sobre el precio e intenta economizar encontrando descuentos

Es curioso, pero uno de los errores más comunes al comprar cualquier producto, no necesariamente un seguro, es no fijarse en el precio real por el cual se va a efectuar la transacción. Esto sucede a menudo con las compras por Internet, donde, por ejemplo, se pierde dinero por no fijarse bien en las fechas escogidas a la hora de comprar un tiquete de avión e, incluso, por no ver que la promoción tenía ciertas restricciones de compra y de uso.

Revisa el precio que te ofrecen las compañías de seguro; algunas cotizan con un estimado y no con el valor real del producto. Podrías estar comprando un producto al que le aumentarán el valor de las cuotas que comenzarás a pagar.

Puedes buscar descuentos renovando aquellos que disfrutas o buscando si alguna aseguradora ofrece alguna tarifa especial de acuerdo a un perfil específico. Por ejemplo, hay compañías que favorecen a las mujeres en las primas de los seguros respecto a los hombres, o existen productos con precios especiales para estudiantes, o para aquellos que tienen un buen historial de uso de su licencia de conducción, entre otros.

 

  1. Fíjate en los deducibles ofrecidos entre un producto y otro

El deducible puede considerarse como el porcentaje del valor asegurado, del cual el titular deberá hacerse cargo en caso de accidente. Las aseguradoras lo incluyen en los seguros de autos para concientizar a sus clientes que deben tomar las precauciones mínimas necesarias a la hora de conducir. Revisa y has cuestas sobre el deducible ya que este también influirá en cuánto o de qué forma podrás ahorrar a la hora de un siniestro.

Cuando comiences a comparar deducibles, ten en cuenta que:

  • A mayor deducible, el valor de la prima será menor pero el valor que el asegurado deberá reponer en caso de daño será mayor
  • El porcentaje promedio del deducible para algunas empresas corresponde al 10%
  • Algunas empresas no te obligarán a pagar el deducible si existe pérdida total por daño o hurto de tu vehículo, la cual se calcula cuando el valor de reposición supera el 75% del valor comercial.

Deja un comentario.

*
Por favor verificar la casilla

Comentarios (2)

  • Hace 3 years | pedro diaz

    es la primera vez que deseo comprar seguro par todo riesgo, garacias por los consejos los tendre en cuenta , ¿CAMIONETA MENOR DE DOS TONELADA PUBLICA OBLIGAN ESTAR AFILIADA ANAEMPRESA?


  • Hace 2 years | Andrés Felipe Ardila

    Hola Pedro, para más información puedes comunicarte con nosotros al (1) 756 1234 y con gusto te atenderemos!