La popularización en el país del comercio electrónico (e-commerce) está permitiendo que más personas puedan sentir los beneficios inmediatos y reales en sus compras. Comprar seguros por Internet se está convirtiendo en una de las metodologías más comunes y con más ventajas de ahorro sobre las compras presenciales o tradicionales.

Al comprar un seguro, la mayoría de las personas se dejan orientar por familiares o amigos para consultar variables como satisfacción, precio y cobertura. Seamos sinceros, son percepciones individuales y no es una compra objetiva. Entonces, ¿qué sería hacer una compra objetiva y a conciencia? Buscar información de primera mano y comparar precios y servicios de las diferentes empresas que ofrecen productos similares.

En una compra tradicional, Pedro debería ir o llamar a una oficina para que lo puedan escuchar y así comenzar una cotización de un seguro que necesita. Algunas empresas le preguntarán información personal y financiera, además de solicitarle copia de algunos documentos. Si ya sabe cuáles son y los ha llevado consigo, estará de buenas, se demorará menos en cotizar y, quizás, ese mismo día obtenga su póliza. Sin embargo, Pedro sabe que no comprará con la primera aseguradora que consulte, así que hará el mismo proceso mínimo dos veces más, lo que le implicará más de un día para comparar y obtener su seguro.

En una compra online, María reconoce las facilidades de obtener información y comprar seguros por Internet, así que prefiere revisar en su computador los productos de mínimo 5 diferentes aseguradoras. Se tomará entre 5 y 10 minutos por empresa para averiguar qué le ofrecen y qué se puede ajustar a su presupuesto y a sus intereses. Como no quiere comprar en la primera oferta que ha visto, comparará las diferentes pólizas y los precios, lo que tomará unos 20 minutos adicionales.  Quizás decida en unos 45 minutos, sin embargo María desconfía de los pagos en Internet; ella hace parte del 76% de las personas que usan Internet para investigar los productos y realizan las compras personalmente. María pedirá un día en su trabajo para ir a la aseguradora de su elección, entregará papeles y realizará el pago. Si todo sale bien, ese mismo día hará efectiva su compra; si no, deberá pedir otro día o realizar varias llamadas para continuar su proceso hasta el final.

Por el contrario, Esteban que  conoce los comparadores online, tendrá su póliza de una forma fácil, rápida y segura, sin moverse de casa u oficina. ¿Cómo? Sencillo: de acuerdo a la información que suministre (pertinente a lo que desea asegurar), el comparador online le permitirá ver las coberturas y los precios ofrecidos por las mejores aseguradoras del país para ese tipo de póliza; en aproximadamente 5 minutos seleccionará la que más se ajusta a su perfil, llenará y enviará documentación en menos de 20 minutos y, por último, pagará en línea en aproximadamente 5 minutos. Además Esteban sabe que, ante cualquier contratiempo o duda, él cuenta con la asistencia personalizada de asesoras que estarán pendientes de su proceso de cotización y compra desde el inicio hasta el final, lo llamarán o le informarán por correo electrónico el estado de su compra.

Esteban hace parte del 56% de las personas que ha comprado algún bien o servicio online y que ha podido comprobar que comprar seguros por Internet le brindan mejores alternativas de ahorro, objetividad y comodidad. ¿Qué estas esperando para probar ComparaMejor?


Deja un comentario.

*
Por favor verificar la casilla