R: Un seguro de vehículo cubre:

  • Responsabilidad Civil: es la cobertura más importante del seguro voluntario de automóviles. Cubre las lesiones corporales, fallecimiento o daños a bienes de terceras personas víctimas del accidente. Específicamente, alivia las finanzas del asegurado, ya que no deberá recurrir a su patrimonio o ahorros para pagar por los daños de los que resulte responsable.
  • Asistencia Jurídica: es una cobertura que viene de la mano con la Responsabilidad Civil y le da al asegurado, el derecho a la asistencia de un abogado en el proceso civil que se iniciaría.
  • Pérdida por daños: esta cobertura indemniza por los daños parciales o totales (declaración de pérdida total) que sufra el vehículo del asegurado.
  • Pérdida parcial por hurto: indemniza por las partes robadas del carro asegurado.
  • Pérdida total por hurto: indemniza cuando el carro asegurado desaparece permanentemente debido a un hurto.
  • Asistencia en viajes o carretera: te protege cuando durante un viaje tu vehículo sufre un daño (distinto al de un accidente). Esta cobertura puede incluir un carro que te recoge a ti y tu familia para llevarlos al lugar de destino por eso, la compañía debe brindarte un número de teléfono o celular para que puedas solicitar asistencia las 24 horas, los 365 días del año.
  • Vehículo de reemplazo: esta cobertura es importante si de tu vehículo depende, por ejemplo, tu desempeño laboral, puesto que contempla el préstamo de un carro de la aseguradora por el tiempo que dure la reparación del tuyo.
  • Asistencia Domiciliaria: este cubrimiento tiene características parecidas al de asistencia en viajes o carretera. La diferencia es que la asistencia se hace dentro de la ciudad y cubre eventos como pinchadas, quedarse sin gasolina, dejar las llaves dentro del carro, etc.