R: Sí. Generalmente, la compañía aseguradora te remite con un médico que te hará una valoración completa y te solicitará exámenes de laboratorio para corroborar el estado de salud que declaraste al inicio de tu proceso de adquisición. Por esto, te recomendamos ser muy abierto y veraz en la información que brindas al momento de tomar una póliza y hacer la reclamación de la misma, pues cualquier dato dudoso demorará el proceso de indemnización.