R: Según el artículo 1089 del Código de Comercio, el monto que recibe un asegurado frente a un siniestro por el cual su vehículo es declarado pérdida total, es el valor comercial que el vehículo tiene en ese momento pues los seguros no están hechos para enriquecer al asegurado. Ante esto, si cuando suscribes tu seguro, a manera de ejemplo, tu vehículo tiene un costo de treinta y cinco millones de pesos ($35.000.000) y, ocho meses después sufres un accidente dentro del cual tu vehículo es declarado pérdida total, la aseguradora te indemnizaría con veinticinco millones de pesos ($25.000.000) ya que por efectos de depreciación y las leyes de oferta y demanda, ese es el valor que la guía de FASECOLDA ha establecido para tu vehículo.

Ten en cuenta, que la suma cancelada por la aseguradora es para que reponga el MISMO carro que tenías, además ya tiene incluido el deducible que debe poner el asegurado.