R: No hay una regla general para saber las necesidades que tendrá tu familia, en caso que fallezcas, sin embargo acá hay una lista de puntos que deberías tener en cuenta para sumarlos como monto asegurado:

  • Hipotecas y préstamos por pagar.
  • Gastos diarios y permanentes como manutenciones, servicios públicos y alimentación, etc.
  • Costos médicos, hospitalarios y farmacéuticos.
  • Costo de servicios funerarios.
  • Costos de educación de los hijos.
  • Si tu hogar pasaría de tener dos personas que aportan a tener sólo una.
  • Si tu familia debería mudarse a causa de tu fallecimiento.
  • Costos mientras se consigue trabajo.
  • Etcétera…

Sabemos la dificultad que te puede causar establecer un monto desde las variables que antes te dimos por eso, te recomendamos un método más fácil: toma tus ingresos anuales y multiplícalos por 8, 9 o 10 y ese podría ser tu valor asegurado. No olvides que este valor puede ser menor o mayor dependiendo de las variables que mencionamos anteriormente o alguna otra que tu consideres prudente incluir. A manera de ejemplo:

 

  • Salario mensual: 2’000.000
  • Total ingresos al año: 24’000.000
  • Multiplicado por 8 veces: 24’000.000 x 8 = 192’000.000 (valor a asegurar)

 

Recuerda que lo más importante es pensar muy bien, junto a tu familia, el valor a asegurar y estar consciente que el valor de la prima sea acorde a tu presupuesto familiar.