R: En el caso que el asegurado no haya establecido beneficiarios el monto de la indemnización se pagará a los herederos testamentarios de él en los porcentajes establecidos dentro del testamento o en la Ley. En caso de no haber herederos testamentarios, se pagará la indemnización al cónyuge sobreviviente y a los herederos intestados (*) del asegurado por partes iguales y serán considerados beneficiarios para todos los efectos del contrato de seguro.

(*) Situación que se produce cuando la persona que fallece lo hace sin testamento o sin testamento válido.